psicóloga honesta Málaga

Cuándo buscar ayuda de una psicóloga infantil

Un apoyo extra emocional para resolver en bienestar.

Para solicitar ayuda de una psicóloga infantil contemplamos a través de nuestra experiencia con padres e hij@s, en consulta con diferentes situaciones en las que la ayuda de una psicóloga puede ser clave para ayudar a tu hij@:

psicóloga honesta Málaga
Cuando buscar ayuda psicológica infantil

1. Psico-educativa: ante alguna dificultad que se esté dando en algunas de las etapas del desarrollo de la niña o niño (rabietas, relaciones sociales, miedos, malas contestaciones, no colaborar, etc.) y tras muchos intentos para darle una solución nada ha funcionado, estás desbordado y no sabéis ya que hacer. Este momento que estáis viviendo puede ser de gran ayuda una psicóloga infantil, el objetivo en este caso: AÑADIR NUEVOS RECURSOS A VUESTRA CAJA DE HERRAMIENTAS. Nuestra misión es ampliaros vuestro campo de sentir, pensar y resolver, para seguir avanzando, educando, creciendo

Psicóloga infantil Málaga
Cuándo buscar ayuda psicóloga infantil

2. Ante algunas de estas situaciones tener especial atención y observar a nuestr@s hij@s, comentarlo con otras personas de su entorno si han notado estos cambios también y en estos casos, saber que es mejor  prevenir y consultar:

  • Si muestra un cambio repentino que no logras explicar y le notas triste, apático o muy irritable. Agresivo.
  • Si de repente no quiere ir con algún adulto de la familia o de su entorno, a alguna actividad extraescolar o  a la escuela y  lo expresa llorando, rabietando, de un modo intenso.
  • Ha bajado el rendimiento escolar y en clase te comenta que ha cambiado, que está más distraído, triste o más agresivo.
  • Si vuelve a hacerse pis en la cama tras haber superado esta etapa, ha pasado la etapa más infantil y lo tenía controlado y ahora que es un poco más mayor ha vuelto a hacerse pipi de noche.
  • NO tiene amigos, no le invitan a las fiestas de cumpleaños, le cuesta relacionarse con los demás,  porque se muestra agresivo o es demasiado tímido.
  • Tiene miedo a estar solo y a menudo le cuesta trabajo conciliar el sueño. Presenta pesadillas o terrores nocturnos.
  • Exhibe comportamientos difíciles de manejar, como la desobediencia, la agresividad o un apego excesivo.
  • Tiene problemas en la escuela, le cuesta concentrarse, se aburre a menudo y se muestra demasiado intranquilo.
  • Presenta, obsesiones, tics o trastornos físicos que no tienen una causa médica, como dolores de barriga, cabeza,  problemas dermatológicos y/o vómitos.
  • Sientas que no puedes manejar la situación y tienes la sensación de estar al límite, sin saber qué hacer.
  • Sospechamos o esta sufriendo acoso escolar.
  • Ha habido un divorcio, mudanza, muerte de algún familiar y tras esto el niño, niña ha cambiado, se muestra más triste, miedoso, agresivo, ante los cambios a los que la vida puede enfrentar a los niños, adolescentes hay que estar atentos para poder ayudarles, pues en muchas situaciones necesitan una ayuda extra emocional para poder superar, encajar ciertos cambios en sus vidas.

Por desgracia hay un estigma social que impide acudir al psicólogo y por desgracia esto impide resolver, avanzar, seguir, ayudar a los más pequeños que tanto necesitan a veces ese extra emocional para crecer sanos y felices, cuando en otros países es de lo más normal como acudir al fisio, en nuestro país aún hay connotaciones negativas, juicio, crítica… Esta creencia errónea, sin fundamento y de eras conservadoras anteriores,  por desgracia, está provocando que situaciones que pueden ser resueltos con ayuda de una psicóloga, ese extra emocional, se conviertan en problemas graves que al final se quedan anclados en ese niño, niña para siempre y lo mismo ocurre con la familia, situaciones, conflictos, dinámicas que pueden cambiarse, crearse nuevas para vivir en armonía se enconan y se construyen relaciones familiares dolorosas y hasta enfermizas…

Todos necesitamos en algún momento o ante algún problema ayuda, si se nos rompe el ordenador, el coche, etc., acudimos al profesional.  Si nuestras hijas, hijos quieren aprender algún deporte también acudimos a alguien que sepa, ¿Por qué no hacemos igual y buscamos un profesional, una psicóloga, cuando los niños, niñas nos están indicando a través de sus comportamiento, emociones… qué necesitan ayuda extra  para aprender a ser más felices?

Las psicólogas  infantiles, familiares ayudamos a aprender, re-aprender esas habilidades emocionales, sociales que niños y adultos necesitamos para ser más felices.

Somos profesionales que no pareamos de formarnos y  de conocer los últimos avances científicos para ayudar a los demás a vivir en bienestar y plenitud, a cambiar, a resolver a aprender habilidades… para eso realmente estamos las psicólogas, no somos seres extrañas que atendemos a gente extraña, somos gente normal que ayudamos a gente normal, profesionales que sabemos de la salud emocional, cognitiva y social de las personas e intentamos ayudar a ser más felices y sanos a nivel emocional y mental, a nivel personal, familiar y 

Sandra Rosa. Psicóloga y Terapeuta desde el Mindfulness, Compasión e Inteligencia Emocional.
Niños, adolescentes, familias, adultos y escuelas infantiles.

Deja un comentario